El gran desafío cultural de la Minería 4.0
febrero 4, 2020
Cultura vial, un desarrollo pendiente
febrero 5, 2020

Mirada al mundo académico y gremial: La construcción se abre al impacto de la Automatización

Múltiples efectos podrían tener la incorporación de nuevas tecnologías a nivel de enseñanza académica, en la forma de desarrollar proyectos tanto en la ingeniería como en faena, en el capital humano, entre otras aristas.

La construcción es una actividad económica fundamental y actualmente está haciendo frente a la incorporación de la tecnología en sus procesos productivos. Hablamos de tendencias tales como la Automatización, Digitalización y Robotización.

El ámbito académico entrega su versión y proyección a Revista del Cobre y la Industria. Para ello entrevistamos a Javier Hurtado, gerente de Estudios Cámara Chilena de la Construcción (CChC); Nicolás Moreno, director Área Construcción y Procesos Industriales de la Escuela de Ingeniería y Tecnología de Inacap, y José Pedro Mery, director de la Escuela de Construcción de Duoc-UC.

– ¿Cómo se prepara la construcción ante las nuevas tecnologías de robotización y automatización?, ¿cuáles son los pro y contra?
    JPM: La industria de la construcción siempre ha estado preocupada de incorporar tecnologías en sus procesos. Sin embargo, la mirada ha sido más bien acotada y se ha enfocado en la actualización de maquinarias y equipos. Los procesos siguen siendo eminentemente artesanales y muchas veces llevados a cabo por mano de obra poco calificada. La minería es uno de los sectores que más ha impulsado altos estándares de tecnología y seguridad en la construcción.

NM: La Automatización permite, entre otras variables, mejorar la productividad, una mayor precisión o menos desviaciones en el resultado final, impactando en la calidad del producto/proceso y costos menores en el largo plazo. Actualmente, existe una revolución en la construcción con el modelamiento BIM (Building Information Modeling) y la Transformación Digital que conlleva, permite alcanzar un mayor trabajo colaborativo y multidisciplinar y simular todas las etapas del proyecto antes de su ejecución, coordinar las especialidades y, en particular, puede culminar con la Automatización de Procesos.

    JPM: Dados los estancados índices de productividad, con BIM la construcción ha comenzado a darse cuenta de que debe asumir desafíos para mejorar en eficiencia. Uno de ellos es la Construcción 4.0., y dentro de ella, aparece la Digitalización de Procesos, el trabajo colaborativo, la redefinición de perfiles del capital humano, las habilidades blandas, la industrialización y la Robotización.

 ¿Cuál es el impacto esperado para la Digitalización y la Robotización?
 JPM: Para introducir la Robotización en obra se debe tener una mirada más amplia que nos sitúe en cómo industrializar el sector. Por ejemplo, ver la forma de llevar una importante cantidad de procesos y partidas donde se tenga un mayor control, para luego devolver los productos a obra para su ensamblaje. Es en este lugar donde la Robotización es más susceptible de ser incorporada.

La Digitalización, por su parte, está cada vez más presente en distintas especialidades de los proyectos. En las etapas de ingeniería básica y también durante la construcción, las empresas ya están usando drones, escáner láser, nube de puntos e Inteligencia Artificial para medir avances a partir de levantamiento de imágenes en tiempo real, control automatizado de grúas torre para evitar interferencias, etc.

El mayor aporte de la Digitalización deberá venir en la preparación y gestión administrativa como planificación, control de avance, organización y regulación logística. En faena hay un margen más reducido para incorporar tecnologías disruptivas basadas en Robotización. Un ejemplo de esto último es la Automatización de camiones para movimientos de tierra.

    NM: La tendencia es mecanizar los procesos más bien repetitivos y que permiten aumentar el rendimiento de los materiales, mayor rapidez y una calidad superior al efectuar faenas de mayor precisión. El sentido de utilizar la tecnología es mejorar los puntos débiles. Automatizar cada vez más los procesos deberá facilitar una mayor cantidad de cambios en los proyectos y asumir los desafíos de este tipo de faena en función de los costos, tiempos y calidad del proyecto.

– ¿Cómo debe ser la adaptación del capital humano?
    JPM: El capital humano tendrá que adecuarse en forma gradual. Diría que el sector construcción recién está comenzando a detectar la necesidad de redefinir los perfiles y competencias de la mano de obra. En otros casos, ya hay iniciativas estatales como el Plan BIM de Corfo que en un trabajo colaborativo con empresas e institutos profesionales, están capacitando a liceos técnicos en las nuevas tecnologías. En el sector privado también hay empresas que han apostado por incorporar innovación a través de Inteligencia Artificial, Robotización, Digitalización, etc.

– ¿Qué está pasando con todos estos cambios en la educación superior?
   NM: En Inacap vemos interés de los jóvenes; sin embargo, no hay una oferta que se haga cargo de todas las nuevas tendencias, dado que tanto las instituciones como sus cuerpos académicos deben subirse al carro de esta transformación y es difícil poder estar actualizando con el ritmo que llevan estas tecnologías.

    JPM: Como Duoc-UC revisamos permanentemente las mallas curriculares de las carreras para preparar a nuestros estudiantes con las competencias que el mercado requiere. Tenemos una demanda importante por estudiar la carrera de Técnico en Dibujo y Modelamiento Arquitectónico y Estructural. Por otro lado, en la carrera de Técnico Topógrafo, hemos tenido alto interés en las técnicas de levantamiento digital con drones y escáner láser.

Actividades de fomento de la CChC

Javier Hurtado de la CChC, comenta que la institución se vincula con el ecosistema de emprendedores a través de la comunidad Construir Innovando la que, junto con las empresas Masisa y Echeverría Izquierdo y con el respaldo de Corfo, apoya en etapas tempranas la generación de ideas de negocios que contribuirán a solucionar desafíos del sector.

Además indica que la Escuela Tecnológica de la Construcción es la entidad que tiene por objetivo crear productos de formación y perfeccionamiento que permitan preparar trabajadores de alto nivel para el sector.

Según Hurtado, para enfrentar el desafío de la especialización de la mano de obra se está haciendo un esfuerzo público-privado en el rubro de la construcción, a través del Consejo de Competencias Laborales que lidera el Ministerio del Trabajo y el gremio, el cual está encargado de realizar cursos de capacitación en distintas áreas de la construcción para aprovechar las oportunidades que abre la tecnología.

Actualmente, los avances en maquinaria, Robótica y Automatización son de uso más habitual en los proyectos de construcción y contribuyen a mejorar la seguridad, eficiencia y, en última instancia, la productividad. Los drones, las excavadoras robóticas y las impresoras en 3D pueden integrarse bien en las obras de construcción del futuro.