Galaxy Watch Active: El nuevo reloj inteligente de Samsung elimina el bisel giratorio
mayo 9, 2019
Evento motorsport se realiza en mayo: Concepción acelera a fondo para presentar el Mundial de Rally
mayo 10, 2019

Rugby: Un deporte con ansias de crecer en el país

Serían más de 6 mil los chilenos, de ambos sexos, de distintas edades y de diversos puntos del país, los que se han sumado a practicar esta disciplina deportiva.

Tiene su origen en Europa y fue por años un juego más que agresivo, literalmente mortal. El Rugby inició su historia hacia el Siglo XIX y sus primeros encuentros que se realizaban durante la Edad Media, llegaron a prohibirse debido a las víctimas fatales durante sus “partidos”.

Pero, con el transcurso de los años, distintos personajes comenzaron a darle forma…Tiempo, espacio, objetivos, jugadas, eran necesarias para promoverlo como una disciplina más. Fue entonces cuando en 1871 nacían los primeros reglamentos, y se fundaba la primera liga. Torneos que al inicio sólo consideraban países del frío continente europeo, pero que después arribaron rápidamente hacia América y otros puntos del mundo.

En Chile, en tanto, se hizo conocido en 1894, cuando un equipo inglés arribó a Iquique, enfrentándose con trabajadores de las compañías salitreras de la zona. Su entrada fue exitosa, llegando a la zona centro del país, donde se dio vida a los primeros clubes, todos asociados en la Unión de Rugby de Chile.

Ya en 1953 nace en el país la Federación de Rugby de Chile, que a la fecha cuenta con 10 asociaciones que figuran activas, 113 clubes inscritos que practican el deporte en distintos puntos del país, y más de 3 mil jugadores adultos registrados. Se suman otros 3.600 participantes en las categorías infantiles.

El formato y las reglas

A diferencia de otros deportes más populares como el fútbol o el básquetbol, la mayoría de los chilenos desconoce las reglas del Rugby. Este deporte, que se extiende por 80 minutos -aunque varía dependiendo de la liga-, considera el enfrentamiento entre dos equipos de 7 o 15 jugadores cada uno, y su escenario debe ser siempre un campo de césped u otro material, de forma rectangular, que cuente con 100 metros de largo y 70 metros de ancho. A estos metrajes se agregan 22 metros más, utilizados como “la zona de marca”.

Lo indispensable es una pelota de forma ovalada y de cuero o material sintético, que pesa menos de medio kilo, y dos postes verticales de 3 metros de altura en cada lado. Gana el equipo que logra atravesar la vaya con el balón más veces, obteniendo puntos a través de jugadas denominadas: try o ensayos, conversiones, tiros de puntapié y a botepronto.

La Federación de Chile

Como muchos otros deportes que se han ido popularizando recientemente en el país, el Rugby es considerado aún como un deporte amateur. Según Felipe Bianchi, vicepresidente de la Federación de Rugby de Chile, los recursos que se reciben ya sea del Ministerio del Deporte, el Comité Olímpico, entre otros, no son suficientes para profesionalizar la rama, pero pese a ello, distintos métodos se han adaptado para hacerle frente a la situación.

“Ha costado mucho crear el producto Rugby para que las empresas se vean interesadas. Por ello, hemos ido trabajando, introduciéndonos en el alto rendimiento para que nuestros deportistas se adecúen a esto y puedan entrar a un nivel competitivo internacionalmente”, dice Bianchi. Un objetivo que ya da sus primeros frutos, y es que “El Seven” del Seleccionado Nacional registra importantes logros.

“En los últimos seis años nuestros deportistas pasaron de jugar 4 partidos al año, a nivel regional (enfrentándose con Brasil Uruguay, Argentina), a tener ya, en 2015, 12 partidos. Fuimos introduciéndonos en un grupo selecto del torneo del Americas Rugby Championship -torneo de Rugby de selecciones americanas- encuentro que se realiza todos los años en los meses de febrero y
marzo, y eso ya nos sumó 5 partidos más de alto nivel”, agrega el vicepresidente de la Federación.

En este sentido, el actual “Seven” del Seleccionado Nacional tiene hoy presencia en importantes encuentros internacionales, y no sólo en el continente, y es que ya han podido clasificar a fechas del circuito mundial, y a su vez durante tres años consecutivos nuestros deportistas han sido parte del Hong Kong Sevens, destacado evento que reúne a los mejores, y que tuvo su última edición entre el 5 y 7 de abril.

Posiciones

En el Rugby, los jugadores de cada equipo se dividen en dos grandes grupos: los forwards o delanteros y los backs, zagueros o defensores.
Los forwards son ocho jugadores ubicados en la zona delantera. En general son los jugadores más grandes y pesados del equipo. Tienen como función específica disputar el scrum (melé) y los saques de lateral (line out). Los backs son siete jugadores que se ubican en la
zona posterior del equipo. En general, son los jugadores más ágiles del equipo. Tienen como función principal ser la parte más rápida y de mejor manejo del balón para concretar puntos.

Formando figuras y potenciando el deporte

Entendiendo que éste es un deporte que requiere de mucha disciplina y constancia, quienes lideran la Federación, aseguran que conformar seleccionados es una tarea que demora años. Como la idea es seguir impulsando la rama, y por supuesto, profesionalizar a quienes lo practican, diversos programas se han comenzado a llevar a cabo en distintas partes del país, a modo de introducir adeptos desde pequeños.

Los Condores

La Selección de Rugby de Chile, conocida como Los Cóndores, es el equipo que nos representa en los campeonatos oficiales organizados por la World Rugby, así como en otras competencias internacionales. Participa anualmente en el Americas Rugby Championship y en el Sudamericano de Rugby A. Sus principales exponentes son Tomás Ianiszewski, Thomás Orchard, Augusto Bohme, José Ignacio Larenas y Vicente Ayarza.

“Get in to Rugby” se denomina uno de los planes que ya se lleva a cabo, y que bajo el asesoramiento de la World Rugby, y de la Sudamericana Rugby, ha logrado aumentar considerablemente el número de niños participantes, y de manera especial en los últimos 10 años, la presencia femenina.

“Trata de tres etapas fundamentales: La primera, de 5 a 7 años, denominada ‘Prueba’, donde los niños practican el deporte de manera lúdica. Después está la etapa ‘Juega’, de 7 a 14 años, y la tercera llamada ‘Quédate’, de 14 años en adelante, y es que justo a esa edad, los niños adolescentes ya están pensando en cuál es la disciplina que quieren practicar, donde ya claramente tienen conocimiento de todas las reglas del Rugby, y ésta es una herramienta que ha dado muy buenos resultados”, asegura Felipe Bianchi.

Y en cuanto a las otras categorías, sean estas M16, M17, M18, M20 y adultos, Bianchi destaca la presencia constante de un staff deportivo monitoreando las figuras que a lo largo de Chile comienzan a sobresalir, valiendo destacar que la Selección Chilena actual del deporte tiene entre sus filas a hombres provenientes desde ciudades como Antofagasta, La Serena, Concepción, Santiago y Viña del Mar.

Tomás Ianiszewski: “Héroe del Deporte”

Dentro de las filas de la Selección Oficial de Rugby Chileno, Los Cóndores, figura un deportista que durante 2018 fue homenajeado a través de una iniciativa del medio nacional La Tercera, como “Héroe del Deporte”. El reconocimiento que se otorga al esfuerzo y superación de los deportistas chilenos, recayó en Tomás Ianiszewski, jugador de 26 años, ingeniero comercial de profesión, pero quien durante toda su vida ha estado ligado a esta rama.

Es parte de Los Cóndores; sin embargo, su historia ligada al Rugby data desde hace bastante tiempo. Tal como él mismo relata: “Yo practico el Rugby desde los 4 años. Vengo de una familia rugbista y no me quedaba otra que ser uno más del clan (…) Luego, desde los 18 años, partiendo en las divisiones inferiores, y hasta el día de hoy formo parte de la selección”, una experiencia que le ha entregado grandes alegrías.

Pero para este profesional, al igual que sus otros compañeros, estar dentro de la selección no es tarea fácil. Doble mérito es el que tienen entonces, considerando los grandes esfuerzos que realizan día a día. “Tenemos que coordinar los entrenamientos con los trabajos. Muchos también estudian, entonces no es fácil. Tenemos que entrenar por las mañanas tipo 7:00 horas de la mañana, y otras veces en la tarde, todo esto para tratar de profesionalizar el Rugby, entrenando todos los días tal cual lo hacen las selecciones de otros países”, resalta Tomás.

Pero sin duda, los objetivos que tienen en mente los profesionales de este deporte, son los impulsos para continuar en el camino, puesto que “en el Rugby uno tiene que estar entrenado para rendir. Requiere mucho trabajo detrás y los valores que tiene, como el compromiso, todo eso tiene que estar complementado con lo que haces en la vida”, afirma Tomás, quien comenta que entre sus sueños figura el poder llegar algún día a un mundial de la rama.