Asma: La enfermedad de los silbidos
mayo 10, 2019
Mina El Teniente: Nace una leyenda minera
mayo 10, 2019

Nicolás Rivera Rodríguez, Gerente General División El Teniente: “Por Chile y la Región”

En 114 años de vida, hemos explotado no más del 20% de las reservas de nuestro yacimiento. El 80% restante nos espera bajo la montaña.

Orgullosamente afirmo que el conformismo nunca ha sido uno de los atributos de tenientinos y tenientinas. Siempre queremos ir más allá de lo planificado, alcanzar una meta mayor que la esperada y participar activamente en el logro, pues todos nos sentimos legítimamente parte de este equipo llamado Codelco El Teniente.

Aun sabiendo que enfrentábamos el quinquenio más difícil de nuestra historia 2018-2022, con una disminución de la ley del mineral en torno al 14% en el periodo, nos lanzamos a la construcción de una estrategia para aumentar nuestra capacidad de generar valor para el país y la Región de O’Higgins.

Iniciamos así, hace más de un año, un proceso de transformación para mejorar nuestra posición competitiva y seguir siendo el mejor negocio para Chile y la región. Este proceso ha ido madurando e incorporando los aprendizajes y actualmente resume nuestra aspiración: alcanzar una producción anual de 500 mil toneladas de cobre fino hacia el 2025, mejorar la entrega de excedentes al
Estado en al menos 20% y mantenernos dentro de las 5 operaciones más grandes del mundo. Todo lo anterior acompañado de una gestión ambiental y comunitaria de excelencia.

Y en este camino ya tenemos diversos avances, que dan cuenta de nuestro potencial. En el periodo 2014-2018 El Teniente, utilizando los mismos activos, incrementó su capacidad de procesamiento en casi 5%, alcanzando el 2018 un record de 52,5 millones de toneladas de mineral.

Pero como hemos dicho, el proceso de transformación no solo involucra lo directamente relacionado con la extracción de mineral, sino también un cambio en la mirada sistémica del modelo de negocio vigente y en la forma de relacionarnos con el entorno.

La entrada en operación de los proyectos Andes Norte (Nuevo Nivel Mina), Diamante y Andesita, además de asegurar reservas frescas y nuestra continuidad operacional por los próximos 50 años, nos da la oportunidad de capturar los mejores resultados que necesitamos, lo que debemos complementar con costos en torno a un dólar por libra de cobre fino.

Hoy estamos trabajando para incorporar mayores niveles de automatización, nuevas lógicas de operación, de mantenimiento, de integración y de análisis y uso de los datos. También estamos avanzando en el cambio de la logística de transporte para el abastecimiento de insumos y la disposición de relaves, entre otros múltiples desafíos.

En 114 años de vida, hemos explotado no más del 20% de las reservas de nuestro yacimiento. El 80% restante nos espera bajo la montaña. Su disponibilidad y su mérito de negocio será la herencia que esta generación de tenientinos y tenientinas, entregará a los que nos sigan y al futuro de Chile y la Región de O’Higgins.