Mina El Teniente: Nace una leyenda minera
mayo 10, 2019
El objetivo es contar con una industria cada vez más inteligente y sustentable: Avances de la incorporación de la Electromovilidad en Minería
mayo 10, 2019

Hoy se requieren “mineros digitales”

Hemos escuchado una y otra vez como la “Cuarta Revolución Industrial”, la llamada “Revolución Digital” se encuentra en pleno desarrollo y que su cada vez mayor profundización requiere de todos los actores, públicos, privados y académicos, decisiones críticas y con alto sentido estratégico.
Pero, en este punto es importante recalcar que las dudas ya no en cuánto más debemos esperar para sumarnos a este proceso. Hoy, el escenario es tan velozmente disruptivo que ya no se admiten más retrasos ni dilaciones. De lo contrario el resultado final será la inminente desaparición de todas las organizaciones o empresas que no asuman esta urgencia.
Nos enfrentamos a una encrucijada vital en la que el desafío de la Transformación Digital, la Automatización, la Inteligencia Artificial y el Análisis de Datos marcan caminos mucho más profundos que la simple adopción de nuevas tecnologías.
Es el umbral de una gigantesca transformación cultural que incluso ya está en plena marcha, dentro de todos los segmentos de la industria y la economía modernas. Hoy vemos, por ejemplo, como los nuevos consumidores no pierden tiempo yendo de compras a un supermercado o a una multitienda. Simplemente toman su teléfono inteligente, acceden a una aplicación y encargan sus listas de compras a un operador externo que las lleva en menos de una hora hasta sus casas.
Son avances que están a la vuelta de la esquina. En sólo “millonésimas de segundos cósmicos” esta avalancha tecnológica estará ante nosotros. Y si hoy son las aplicaciones de transporte, los servicios de TV streaming o los multicanales de compra en línea, los que dominan el escenario disruptivo, pronto veremos las masificación de nuevas actividades estratégicas impulsadas por el uso masivo de la Internet de las Cosas y los servicios en la nube, como la Minería Digital Automatizada.

Esta autopista cuántica de transformaciones demanda, precisamente, nuevos minerales para un futuro circular y sustentable. Riquezas que no sólo serán materia prima de nuevas herramientas y soluciones informáticas que darán vida a las “Ciudades Inteligentes”, sino que también serán fuentes de Energías Renovables No Convencionales.
Como bien puntualizan los expertos, ya no se tratará sólo de producir más o menos cobre, litio, cobalto o tierras raras, por ejemplo. La clave estará en cómo las actuales empresas mineras se convierten en “empresas tecnológicas especializadas en minería”.

Y en ese proceso de cambio, que inevitable y necesariamente exige a la minería incorporar los procesos digitales en todo su ADN, las personas continúan ocupando un espacio vital e irreemplazable.

Sin talento humano no hay transformación. Y sin transformación cualquier negocio que aspire al éxito desaparecerá. Incluyendo a la minería. Esta es una tarea de todos y cada uno de los componentes del sector, desde los CEO’s y presidentes de Directorio, hasta el más humilde los trabajadores de un yacimiento.
Aquí no hay distinción de cargos ni estatus. Si queremos trabajar en forma seria para hacer de la minería chilena un actor trascendental en el siglo de la revolución digital, no debemos olvidar que las personas son parte de este proceso, y para ello debemos fortalecer sus competencias y habilidades para así responder a las necesidades del nuevo talento que demanda el sector. Una tarea que debe ser compartida tanto por las empresas, como por el Estado y las instituciones de educación superior.

La Minería Digital necesita, en suma, “mineros digitales” que la impulsen hacia este desarrollo pleno. Y si estos aún no existen, o no han fortalecido sus habilidades, es nuestro deber entregarles las herramientas, las oportunidades y la motivación, para ser los agentes directos del cambio y del éxito.
COMITÉ EDITORIAL REVISTA DEL COBRE Y LA INDUSTRIA