Hoy se requieren “mineros digitales”
mayo 10, 2019
Epiroc ofrece amplia gama de equipos a batería para minería subterránea
mayo 10, 2019

El objetivo es contar con una industria cada vez más inteligente y sustentable: Avances de la incorporación de la Electromovilidad en Minería

El sector minero en general -pasando por el Ministerio de Minería, Codelco y empresas proveedoras-, está trabajando activamente en el desarrollo de la movilidad eléctrica, dado que su incorporación representa beneficios económicos, bienestar para las personas y un impulso para la preservación ambiental.

Una mirada acerca del impacto de la Electromovilidad en Minería tiene que ver con la posibilidad de aumentar en forma importante el consumo de cobre y litio, donde Chile es un actor relevante y por tanto los beneficios para el país son enormes. Según la consultora IDTechEX, se espera que la demanda impulsada por la movilidad eléctrica en el mundo alcance las 1,74 toneladas en 2025.

De hecho, un vehículo eléctrico tiene entre 4 a 5 veces más cobre que un auto tradicional. Y no sólo es el vehículo, ya que en torno a él existe equipamiento asociado como cargadores eléctricos, cables, terminales, entre otros.

Sin embargo, poco se dice acerca de cómo esta tendencia global también podría convertir la forma de explotar las operaciones. Y como los ciclos de la evolución tecnológica son breves, esa transformación está a la vuelta de la esquina.

Un fabricante europeo de maquinaria de perforación, camiones dúmper y palas LHD para minería subterránea empezó a desarrollar hace tres años equipos con power packs de baterías de litio, bajo el concepto principal de conseguir cero emisiones. Otros beneficios asociados son los sistemas de ventilación, confort para el operador y seguridad. La segunda generación de máquinas fue liberada en 2018. Al año 2021 todos sus equipos -que representan cerca de 50 modelos distintos- serán eléctricos, dejando atrás la motorización diésel.

Dicha compañía probó la maquinaria en Canadá, Estados Unidos, Perú, Australia, con óptimos resultados. La filial en Chile viene trabajando con clientes finales y empresas contratistas, y uno de los indicadores clave que se persigue es determinar la autonomía que ofrece esta tecnología.

Camiones de transporte de carga

En el área de camiones de transporte de carga pesada y buses, los factores que se deben tener en cuenta más aún si se trata de los altos estándares que exige la minería, son los siguientes: sistemas de carga, baterías, autonomía, precio.

Para introducir este tipo de vehículos de transporte en el mercado chileno, se requiere tomar decisiones respecto del tipo de abastecimiento de carga que se va a utilizar. Por ejemplo, pantógrafos por inducción o, lo más probable, carga por cable, destacan en la filial nacional de un fabricante alemán de camiones. De esta forma si la minería requiere hacer inversiones construyendo plantas de energía propias, tendría más posibilidades de hacerlas en la misma faena. Así los puntos de carga estarían más al alcance de los diferentes usuarios y los riesgos de perder la carga se mitigarían.

Cargadores eléctricos

Otra de las empresas activas en Electromovilidad es ABB. En una Mesa Técnica sobre “Movilidad Eléctrica en Minería”, se dialogó sobre las tendencias en la carga de vehículos eléctricos para todos los modos de transporte y cómo Chile puede enfrentar el desafío de aprovechar esta transformación. El propósito es sentar las bases para un futuro de movilidad más inteligente, confiable y libre de emisiones.

Existe una variedad de opciones, desde cajas de pared de corriente alterna (AC) de alta calidad y compactas, estaciones de carga de corriente continua (DC) rápidas y confiables con conectividad robusta, hasta sistemas innovadores de carga de buses eléctricos bajo demanda, todas los cuales están orientadas a instalaciones domiciliarias, malls y supermercados, estaciones de servicio en carreteras y buses de transporte público.

En minería, esta empresa trabajó en la puesta en servicio de un camión eléctrico (“Trolley”), un proyecto piloto para la electrificación de los sistemas de transportes en la mina de cobre Aitik. Luego de dos años de investigación, el resultado demostró que fue posible reducir las emisiones de gases de efecto invernadero hasta en 80%, en aquellas rutas donde se puede implementar la tecnología, mejorando además la calidad del aire en beneficio de las personas.

En cuanto a sistemas de carga de vehículos eléctricos, este grupo sueco-suizo ha desarrollado distintos dispositivos de carga. Cristian Martin, manager specialist EV Chargers de ABB en Chile, señala que el modelo más típico de 50 kW tiene un tiempo de carga que oscila entre 15 y 30 minutos, para alcanzar el 80% de la capacidad de carga de un vehículo eléctrico promedio. Lo más reciente es uno de 175 kW que permite realizar cargas en sólo ocho minutos, gracias a una corriente ultra alta y la capacidad de cargar al máximo vehículos de 400 y 900 voltios.

Es preciso destacar que buscando mejorar la imagen del transporte público, el Gobierno tomó medidas que permitan ir dejando atrás, en forma gradual, el Transantiago por Red, nuevo nombre que busca transformar el sistema no sólo para Santiago sino que para el resto de las regiones de Chile. Buses eléctricos y ecológicos Euro VI que cuentan con aire acondicionado, wifi, puertos USB para carga de celulares, asientos más cómodos y con accesibilidad adecuada, son los beneficios que muestran estas máquinas.

Esto confirma que la movilidad eléctrica se está tomando muchos de los ámbitos del transporte que a diario hacen las personas, y podemos ver cómo en torno a ellos se están reformando las normas y se están dando facilidades para la incorporación de nuevas tecnologías. Quedan temas por resolver todavía, como el alto precio de automóviles, la existencia de cargadores lentos y la poca autonomía de la batería, pero sin duda el paisaje ya cambió y la expectativa es que muy pronto la Electromovilidad sea parte del día a día de los usuarios, y, por cierto, de la industria minera.