En el primer semestre estarán disponibles los cronogramas de reconversión: Ministerio de Energía avanza en el retiro de unidades a carbón de la matriz energética
mayo 3, 2019
Edificio Icónico de Rancagua: Un cambio en la construcción de viviendas en altura en Chile
mayo 5, 2019

Región de Antofagasta: Ofertas habitacionales vuelven para quedarse

Según indican los números, la crisis minera habría llegado a su fin. Así, ante una mayor estabilidad económica y buen panorama futuro, las inmobiliarias rediseñan sus proyectos para fomentar la compra de viviendas y permanencia de los trabajadores que llegan a vivir a la II Región.

Una de las más importantes características de la Región de Antofagasta es su principal actividad económica y laboral: la minería, una rama en la que sólo en la zona, participan al menos 49.450 hombres y mujeres, muchos de ellos, provenientes de distintos puntos del país.

Estos últimos son considerados como población flotante, y es que la particularidad de algunos turnos en formatos 7×7, les permite ir y venir desde su lugar de trabajo hasta la ciudad donde les espera su familia. Sin embargo, desde hace un tiempo, muchos han optado por quedarse o al menos considerar la posibilidad de tener un espacio que satisfaga sus necesidades, tal cual lo hace una vivienda propia. Y han decidido invertir para cumplir el objetivo.

Es en ese escenario donde participan distintas inmobiliarias que edifican sus proyectos en Antofagasta, como Capital Regional, y la comuna de Calama, entre otras, para entregar espacios acordes a la necesidad del trabajador minero, y aunque si bien, el mercado tuvo un complejo escenario en los últimos años, se espera con optimismo un repunte para los próximos meses, lo que nuevamente conllevaría al arribo de un importante número de profesionales de la industria.

De la faena al hotel

Bien es sabido que quienes se trasladan a la Región de Antofagasta por trabajo, primero lo hacen como huéspedes. Es ahí donde distintas empresas ingenian formas de estadías que puedan ser agradables para los trabajadores, pero, con el tiempo, suele jugar en contra el ir y venir, no estar en un espacio propio sino que en un hotel, y la falta de privacidad.

De acuerdo con el experto en la materia, Fuad Majluf Awad, socio director de Engel & Völkers Antofagasta, dicha necesidad de optar por una vivienda, y desistir de la idea de hoteles, se inició hacia el año 2010, “y casi llegando al 2013, cuando el precio de la libra de cobre superó los US$ 4,0. Esto representó claramente un ciclo extremadamente bondadoso para el mundo inmobiliario donde, por ejemplo, las ventas en verde alcanzaban sobre el 75% de cada proyecto con tasa de caídas dentro de un dígito, y llegamos a un punto donde casi no se encontraba oferta inmobiliaria disponible tanto para venta como para arriendo”.

Sin embargo, iniciado el ciclo 2014 y hasta 2017, y debido a diversos factores de la realidad económica nacional y regional, el panorama cambió de manera notoria. “Entre los muchos factores que afectaron, encontramos la caída en los niveles de precio del cobre; fuerte caída en los niveles de inversión; un deterioro en las expectativas de los distintos agentes provocado por las reformas y evidentemente también por el contexto internacional”.

Pero dicho ciclo, refleja un giro en la actualidad. Poco a poco, estas dificultades se transformaron en verdaderos desafíos, y ha sido ésta la manera en que proyectos estancados vuelven a iniciarse o resurgen otros nuevos.

Majluf comenta que “un elemento notable es como desde la complejidad aflora la creatividad y así comienzan a aparecer una serie de ‘ofertas’ destinadas a movilizar las ventas. Y ahí encontramos los ya conocidos bonos de descuento del 10% o más; financiamiento directo del pie desde las mismas inmobiliarias; pago del pie en cuotas; entre otras”, interesantes propuestas para los trabajadores mineros, mineros, ante las cuales muchos de ellos no se pudieron negar.

Y no sólo eso. El profesional destaca otros enganches más atractivos, como por ejemplo abrir ofertas de arriendos derivando en compras. “Muchos proyectos inmobiliarios se fueron destinando a arriendo o abiertos a la opción arriendo, para luego llegar a la opción de compra. Observar las características del ciclo económico; más las características propias de las nuevas generaciones; más la dinámica comercial local, a nosotros -como Engel & Völkers- nos resulta evidente el fortalecimiento de modalidades de arriendo por sobre las lógicas de venta”.

Si bien, los trabajadores de la minería pasan gran parte de su día en faena, sus necesidades radican principalmente en espacios óptimos para el descanso y con buena ubicación dentro del perímetro urbano. Es allí donde surgen propuestas de vivienda, principalmente departamentos por sobre casas, y éstos en modalidades de 1 o 2 dormitorios, con dos baños (siempre uno en suite), los que bordean las UF 3.000 a UF 4.000.

¿Por qué es buen momento para comprar?

El repunte que presenta la minería, y con ello, mayor estabilidad a quienes se desempeñan en el área, es uno de los principales indicadores del por qué hoy es un buen momento para comprar una vivienda en la zona.

Tal como lo señala el experto de Engel & Völkers, “el progreso y la seguridad tiendan a movilizar demandas en ambos sentidos, y es que un mayor crecimiento en términos de ingreso lleva a las personas a aspirar a una mejor vivienda, pero, a la vez, esa misma expectativa positiva moviliza lógicas de inversión tanto en el sentido inmobiliario como comercial”, algo que fue posible de apreciar en 2018 en cuanto al número de instituciones-empresas que llegaron a la región a tomar posiciones, ya sea en compra de terrenos u oficinas, y a comenzar la construcción, tal como se aprecia en las principales calles de las comunas de la región.

La gran cantidad de nuevas ofertas, hace que los valores también sean considerablemente accesibles, y es que en toda lógica, la competencia buscará captar interesados, en precios convenientes.

“La Región de Antofagasta sigue siendo una excelente alternativa de inversión y la lógica inmobiliaria aún más. Quizá desde esta mirada se abre un espacio y un desafío de crecimiento para todos. Desde la autoridad movilizando la capacidad creativa y de crecimiento, pero, a la vez, buscando cautelar que la principal captación del valor generado se quede en la región”, indica Majluf, junto con asegurar que el crecimiento a nivel de valor de las propiedades; en tasas cercanas al 5% anual; y/o rentabilidad anual del 7% o más, sobre la inversión inmobiliaria, será en breve nuevamente una realidad en la medida que se retoma el ritmo en las inversiones.